domingo, 22 de enero de 2012

MÚSICA ANTIVIRUS

Yo caí. Tú caerás, él caerá, nosotros caemos… Todos caen. Así se conjuga la gripe por estos lares, un año más. Y un año más, me tocó. Cinco días de encierro en los que luché contra el virus de todas las formas posibles (y no tan posibles…), entre ellas, con música. Al final, el bicho se fue cuando él quiso, como siempre, pero la música ayudó a sobrellevarlo mientras estuvo aquí. Y así, gracias al virus, he descubierto una pequeña joya y he recuperado otras. La descubierta aún sigo explorándola, pero me está gustando así que quiero compartirla por aquí... Laura Veirs.

Cantautora norteamericana (nacida en Colorado, vive en Portland) con ocho discos ya a sus espaldas, Veirs tiene una de esas voces suaves-pero-no-tanto, voces dulces que esconden todo un carácter detrás. Y a ratos suena a conocida... seguro que os recuerda a alguien. Su penúltimo álbum, “July Flame” (2010), fue presentado como “el disco perfecto para las tardes de domingo”. Y de él sale este tema, que fue por el que la conocí. Con esa presentación, y siendo domingo, no hay mucho más que decir...



Escuché esta canción y quise escuchar más. Y de lo escuchado hasta ahora, os regalo también otros dos temas que me encantan, de un álbum anterior: “The Triumphs and Travails of Orphan Mae” (2001).






Hasta aquí lo descubierto. Sobre lo recuperado no hay nada nuevo que decir... así que me limitaré a compartirlo. En mi estado febril, se me ocurrió que Tom Waits y Nick Cave podrían servir como antipiréticos. Probé... y la verdad, no funcionó. Ellos cantaban y cantaban... y la fiebre subía y subía. No, no funcionaron como antipirético, pero he de decir que con su música, la cosa se lleva mucho mejor. Así que os paso un par de temas “terapéuticos” por si caéis en algún momento. El de Nick Cave sale de la banda sonora del documental "Nómadas del viento". El de Tom Waits sale de su primer álbum: "Closing time" (1973), y es de ésas pequeñas joyas que conviene guardar por ahí para según qué momentos... También por el vídeo, es buenísimo!








Pero la gripe no es eterna. Llega un día en que el bicho se va... y la fiebre se va... y todo vuelve a su ser... Y para ese día también hay música, claro. Entonces escuché mucho a Belle & Sebastian, esos tímidos chicos escoceses que cantan en forma de cuento. Fue algo así como luz después de la oscuridad. De ellos os dejo tres temas preciosos, que ayudan a recuperar energías después del virus.








Hasta aquí lo que dió de sí la lucha entre el virus y la música. El virus se fue. Y quedó la música... como siempre.


Y como siempre... Feliz domingo musical!
:)






5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que ya pasará el virus. Gracias por la música, una vez más.
    De todo, me quedo con la de Tom Waits. Pedazo de canción. Y como sé que te gusta descubrir versiones, aquí va esta:

    http://youtu.be/jlU2ATmfy0Q

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa versión!!! No la conocía, y eso que a 10.000 Maniacs los tengo quemaditos! ;) Me encantan!!! Gracias por la canción, y por escuchar... :)

      Eliminar
  3. Si! Belle and Sebastian siempre son buenos para celebrar y renovar energías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí! Son antivirus total... Gracias por escuchar! :)

      Eliminar